Enviat per: sodepau | 14 Març, 2011

Entrevista a Nassera Dutour, portavoz de SOS Disparu(e)s y miembro de la CNCD (Coordinación Nacional por el Cambio y la Democracia)

Divergencias en el CNCD, papel de los partidos, movilización de los jóvenes y perspectivas del movimiento: Nassera Dutour, madre de desaparecido, portavoz de SOS Desaparecidos, vuelve de nuevo para preparar el terreno de la dinámica de la Coordinación, repasar su fuerza y sus debilidades.

Qué primer balance extraen de la marcha prohibida del sábado pasado en Argel? ¿Fracaso? ¿Éxito? No es ni un fracaso ni un éxito. Es verdad que no pudimos ir, nos lo impidió el impresionante despliegue de los servicios de seguridad. Pero, a pesar de todo, muchos argelinos respondieron a la llamada de la Coordinación, mostraron su sed de expresarse, su sed de libertad. Un hombre mayor me decía en la plaza del 1º de mayo: “Tengo miedo, tiemblo, pero estoy aquí, para que mis hijos vivan en una Argelia mejor.”

Y, contrariamente a los deseos del poder, no hubo desbordamientos ni violencia: a cada pequeño problema, los manifestantes coreaban que era una “Massira selmya” (marcha pacífica!)”. El otro lado positivo es que los manifestantes gritaron “Abajo el sistema!”, y no solamente “Fuera Bouteflika!” ¡Los Argelinos tienen conciencia de que el problema no es solamente una persona, sinó todo el régimen! “Si Bouteflika se va, “ellos” nos traerán seguramente a algún otro”, dice uno de los jóvenes manifestantes. La gente tiene conciencia de lo que pasa. Especialmente los jóvenes.

Precisamente, muchos jóvenes, no únicamente militantes de ONGs o partidos clásicos, se incorporaron al CNCD, como, por ejemplo, el colectivo Argelia Pacífica… Es necesario animar a estos jóvenes y es gracias ellos que encuentro del sentido a nuestra presencia en la Coordinación. Rápidamente incluyeron nuestras reivindicaciones como familias de desaparecidos. Ahora, es cosa nuestra, de los “más viejos”, no decepcionarles. Porque estos jóvenes son muy lúcidos, sobre todo frente a la clase política. ¡“Dónde estaban estos partidos durante los veinte últimos años?! ”, se preguntan. Necesitamos sus críticas, de su mirada, de su energía. Sienten que las “cabezas visibles” de la sociedad civil o los partidos están desfasados, desconectados de la realidad.

Habla de divergencias en el CNCD, y algunos mencionan litigios que vienen de los años noventa, que dividen, desde entonces, a la sociedad civil… No creo que sea únicamente vinculado a nuestro tiempo. Siempre, la sociedad civil y los partidos fueron divergentes. No es nuevo. El gran problema, a veces, es la ambición de algunos. Nosotros, como organizaciones de familias de desaparecidos, tenemos nuestro derecho a la palabra en el CNCD. A pesar de ello, durante la manifestación del sábado, hubo manifestantes que nos interpelaron: “Dónde estan las familias víctimas del terrorismo?” ¡También estaban allí! En cualquier caso, lo más importante a mi manera de ver, es que esta Coordinación dure en el tiempo, más allá de cualquier agenda partidista. Este es su gran reto. Para ello, propusimos a nuestros colegas en el CNCD realizar una carta precisando nuestros objetivos, definiendo exactamente lo que queremos decir con “cambio”, cómo prepararlo…

¿- Cómo ve el futuro de la movilización? ¡La Coordinación no llama unicamente a las manifestaciones! Se discute mucho de acciones que deben lanzarse, como, por ejemplo, ir a los municipios y a los barrios, entrar en contacto directo de la gente para explicar quien somos, cuál es nuestra acción, lo que queremos realizar… Pero en líneas generales, para el futuro, sigo siendo muy optimista. En primer lugar debido a todos estos jóvenes, lúcidos, comprometidos, con una nueva mirada: si encuentran un marco de movilización disciplinado, organizado, bien delimitado, diré que en no más de dos o tres años, se impondrán como una importante fuerza del cambio. También veo nuestra unión – después de tanto años de división – con las familias víctimas del terrorismo, ante las denegaciones de justicia y verdad. Esta unión y la reflexión que hemos iniciado juntos, darán nuevas pistas para el futuro de nuestra Argelia. Las cosas evolucionan: ¡hace diez años, nunca una persona anónima se habría incorporado a nuestro grupo en plena manifestación para retomar nuestros lemas que exigían la verdad sobre nuestros hijos desaparecidos! El sábado pasado había más de un centenar de personas detras nuestro. El miedo de los años noventa se ha reducido. Ahora no vamos a limitarnos a sobrevivir a las violencias. Los Argelinos rápidamente han comprendido. Sería necesario pues que los partidos comprenden a su vez que los Argelinos no son manipulables. Los Argelinos son muy lúcidos.

¿- Cómo prevé el desarrollo de la marcha de próximo sábado? O el poder deja hacer, o habrá una violenta represión. No veo otra salida. Y si el poder sigue reprimiendo así, el motín violento será ineludible.

 


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: